TRONO

 

 
                            

           

 

             Cuatro varales de seis metros y medio forrados en terciopelo morado, cada uno con terminaciones de madera de haya talladas a mano, realizadas en 2005.

             Trono hornamentado en talla de madera de gran viento, recubierto de pan de oro. En cada lateral, se contemplan dos aves fénix como símbolo de la resurrección y en las esqauinas se representan los símbolos de los clavos, la escalera, el látigo y la corona de espoinas.

            Sobre el trono, en sus esquinas, cuatro faroles de cuatro brazos con tulipas de cristal en forma de antorchas.